Ayuntamiento de Cuarte de Huerva

CUARTE

Equipamientos

Complejo Deportivo

Dsc 7775 El  centro deportivo tiene un área de 46.800 m2, designada en el PGOU como Sistema General 12, incluyendo una zona de aparcamiento con capacidad para albergar más de doscientos vehículos.

En la actualidad, consta de un campo de fútbol con graderío y bar social, cuatro pistas de pádel, una pista de tenis de hierba artificial, piscinas cubiertas climatizadas, gimnasio, salas polivalentes de actividades y dos campos de fútbol-7.

Cuenta también con amplias zonas ajardinadas y recorridos destinados a la práctica del footing.

Las edificaciones que organizan los espacios exteriores son lineales (generando calles de acceso) y albergan un programa de gradas, zona de vestuarios y pistas de competición.

VOLUMETRIA

El programa se desarrolla en una edificación que muestra su estructura y sus diferentes espacios y usos interiores al exterior. Se trata de un juego de movimientos de estructuras verticales y horizontales que pretenden filtrar ámbitos y comunicar espacios interiores y exteriores, superiores e inferiores. Las costillas de la estructura generan una pérgola en el frente a la calle, como transición entre el espacio exterior y el interior del edificio. El edificio vuela sobre esa pérgola, y esta imagen se traspasa también hacia el interior.

La estructura de hormigón visto con los pilares, machones, jácenas y brochales, configura una caja apoyada en el terreno desde la que se cuelgan las entreplantas (plantas primera y segunda). Desde el nivel de la piscina, las plantas se escalonan hacia el exterior.
Se recubre todo de una estructura metálica, más ligera, con cerchas que nacen de las costillas de hormigón.

Los recorridos y las circulaciones que tienen lugar en el interior del edificio se aprecian desde el exterior. El edificio pretende mostrar con su juego de volúmenes cómo es por dentro y cómo se interrelacionan sus espacios, es una llamada de atención y un cartel anunciador de su funcionamiento.

FUNCIONAMIENTO

Se desarrolla, como la propia estructura y su volumetría, comunicando todos los niveles entre sí con dos núcleos de escaleras. La organización de los núcleos verticales genera la obtención un centro único de control y una referencia visual del acceso desde el exterior.
La escalera de usuarios de los deportes propios del edificio, que comunica directamente con cada área a utilizar a través de puentes que pasan por el hall de acceso cruzándolo en distintas alturas, resultando un espacio a escala del proyecto.
La escalera del público que llega directamente a las gradas y que lleva al espectador a su ubicación a través de un paso con vista a la plaza urbana para los eventos especiales sin interferir con el funcionamiento del complejo.

El acceso principal del complejo polideportivo esta marcado exteriormente por el diferente ritmo de las lamas que se intercala con un panel ciego y la marquesina, creando en la esquina más urbana del área, el acceso al edificio. La plaza que se genera frente al edificio consigue además albergar la gran cantidad de gente que se congrega en los partidos de fútbol y permite resolver eficazmente los recorridos de circulación y los accesos y controles.
El gran espacio que acoge la piscina, generado por los vacios realizados en las diferentes plantas, es observado y entendido desde los recorridos que se producen en el interior del edificio a distintos niveles, así como desde el hall de entrada, el bar, etc.

El bar se dispone como puente sobre los vasos de las piscinas y su acceso es jerarquizado por la volumetría del gimnasio que asoma entre las lamas. Se comunica directamente con el club, marcado con una volumetría intencionadamente distinta a través de superposición de volúmenes cilíndricos de vidrio.
En planta baja, también se desarrollan las funciones administrativas, de esparcimiento y relax, es así como utilizamos la zona de descanso, con vistas a las piscinas, para unir dos actividades tales como las salas de sauna y la piscina de hidromasaje.